Qué hay después de la muerte, en las culturas antiguas – Parte I

Qué hay después de la muerte, en las culturas antiguas

Qué hay después de la muerte, en las culturas antiguas es la duda que responderemos hoy desde Seguro Barato Decesos. La muerte es uno de los pocos acontecimientos que todos los seres humanos compartimos, por ello, desde el principio de los tiempos la gran parte las culturas antiguas le han concedido una gran importancia al paso previo a la vida del más allá.

Cómo tratan la muerte en las Culturas Antiguas

En las distintas culturas que han poblado nuestro planeta, la muerte ha tenido diferentes significados y connotaciones: Desde ser sinónimo de dolor o vacío, hasta traer consigo una próspera vida un más allá soñado por cualquier humano.

En el artículo de hoy del blog de segurobartodedecesos os contamos algunas de las creencias y mitos que circulaban en las antiguas civilizaciones alrededor del fenómeno de la muerte. Conoce todas ellas, y no te quedes con la curiosidad.

La muerte en la cultura Maya

La civilización Maya pensaba que tanto la tierra como el cielo estaban constituidos por diferentes niveles o capas. Así, mientras que la primera estaba compuesta por 9 niveles, en el cielo nos encontraremos con 13.

Tras la muerte y la desintegración del cuerpo físico, el alma del difunto comenzaba su ascenso hasta el cielo, en donde tenía carácter inmortal. La existencia del cielo se contrastaba con el denominado como Inframundo o Xibalbá, y para llegar hasta él se necesitaban al menos 5 años. Transcurrido este tiempo, el espíritu del difunto se diluía y entraba, a través de un suspiro, en el cuerpo de una mujer embarazada, para así renacer y comenzar así un nuevo ciclo.

La muerte cumplía un papel imprescindible para esta civilización, y constituía la única diferencia entre vivos y muertos. Por otro lado, la muerte estaba asociada al caos, inframundo y oscuridad. Y tanto el Inframundo con el cielo estaban ampliamente representados a través de diferentes simbologías, rituales y objetos mágicos.

La muerte en la cultura Inca

Esta otra cultura, también perteneciente a los indios del continente americano como la detallada con anterioridad, se creía que la muerte era el viaje del alma de una vida a otra, en la que el espíritu se volvería a reencarnar. Sin embargo, el viaje que suponía la muerte para todo difunto, era de una gran dificultad y problemática, y para finalizar la travesía con éxito necesitaba de la ayuda de un “camagen”, un perro negro y ciego, que se pensaba, podría guiar a la persona en la oscuridad de la muerte.

Al llegar al otro mundo, que podía ser en las montañas nevadas o en las praderas, se creía que los hombres y mujeres continuaban viviendo en tribus y contaban con una organización social y creencias similares. Simplemente, no eran capaces de recordar absolutamente nada de su travesía ni de su anterior vida.

La muerte en la cultura Egipcia

Los ciudadanos del Antiguo Egipto, creían que tras la muerte había una próspera vida en la que el difunto no solo se reunía con sus amigos y familiares, y era condecorado, sino que también podía portar consigo mismo diferentes posesiones. Por ello, los rituales de embalsamiento eran fundamentales para la buena preservación de las personas de más importancia social, y también la realización de un funeral así como un entierro con los objetos más apreciados y necesitados por el fallecido.

En esta milenaria cultura se creía en la existencia del alma perfectamente, (el baj, o el cuerpo, portador del el ká, o alma) diferenciada del cuerpo físico y tras el fallecimiento, ésta aparecía en forma de Halcón con cabeza humana que vuela sobre el cadáver tendido en su lecho fúnebre. Este animal representaba el sol, y como tal el renacimiento del difunto en su nueva vida del más allá. Sin embargo, antes de su entrada en el Más Allá, el difunto debía de superar con éxito del Juicio de Osiris, en dónde se le preguntaba por los acontecimientos de su vida y para comprobar que decía la verdad se pesaba su corazón en una balanza.

La muerte en la cultura Romana

En el Imperio Romano, tan extendido a lo largo de todo el planeta, en esta cultura antigua también creían en la vida después de la muerte, prueba de ello es la adopción de la cultura de la mitología, que adoptan de la Antigua Grecia.

Tras fallecer, los romanos creían que en difunto era trasladado al Más Allá en la barca de Caronte. Para que el barquero aceptase a realizar el viaje, el ciudadano debía de pagar el viaje con dos monedas de plata. Motivo por el cual todo difunto en Roma era enterrado con dos denarios sobre los párpados.

Igualmente se celebraban diferentes honras fúnebres, conocidas como funus, por el recién fallecido, que variaba en función de su estatus social. Los miembros de las familias más importantes de las ciudades, los patricios, también contaban con la realización de máscaras fúnebres (Imagines Maiorum), para tener presente el rostro del fallecido a lo largo de las diferentes generaciones familiares.

También se debía pronunciar varias veces el nombre del fallecido, para lograr que tras llegar al Más Allá en la barca de Caronte, el difunto pudiera entrar. Estas oraciones eran conocidas como conclamatio, y precedían el inicio de un duelo de tres días de extensión.

Estas son algunas de las creencias sobre qué hay después muerte en las culturas antiguas, ¿cuál es tu preferida?

Comenta con nuestra comunidad aquellos aspectos que más te interesen o culturas antiguas que te gustaría conocer con más profundidad. Y síguenos en Facebook para estar siempre al día de todas las novedades de nuestro blog.

Un pensamiento en “Qué hay después de la muerte, en las culturas antiguas – Parte I

  1. Pingback: Fiesta de los muertos México | Comparador Seguros de Decesos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *