En el mundo, el negro no es el único color para el luto

En MV Aseguradores nos preguntamos por qué las personas se visten de negro en un funeral. ¿Usted no? Sí, es un color neutro que muestra respeto, dolor, duelo y solemnidad para el momento, aunque algo nos dice que hay algo más oculto en esta costumbre.

Pues hemos acertado. El asunto va más allá de un color que transmita tristeza. Quienes estudian a antropología, manifiestan que llevar negro encierra un miedo de nuestros antepasados a ser poseídos.

En la antigüedad, se creía que cuando alguien moría su alma salía del cuerpo inerte, buscando otro lugar para ubicarse. Ir a un funeral era exponerse a ser el cuerpo elegido por el alma en pena, así que se llegó a una conclusión: el color negro ayudaba a las personas a camuflarse y evitar ser poseídos.

El asunto toca incluso a las tribus. Cuando despedían a un amigo o miembro fallecido, los dolientes maquillaban sus cuerpos de negros, para que el espíritu no pudiera detectarlos.

Hay tribus africanas donde el asunto es completamente diferente. Dado que sus pieles son negras, visten de blanco para huir del ojo del alma del fallecido. Lo mismo ocurre en la India donde el blanco es el color de los funerales.

Existen otras teorías respecto a la elección del color. Por ejemplo, se explica que el negro es un color que deriva del morado, el color que usaba el César y que mostraba poder. En aquellas épocas, no había más alegría que alguien se entregara a los brazos de Dios y yaciera en el “paraíso”, de allí la emoción y el respeto que mostraban en los funerales.

Otros apuntan que el color simboliza la noche, la quietud y la ausencia del color, muy propio para despedir al ser querido, cuya muerte queda grabada en el alma y afecta hasta el ánimo.

Lo cierto es que el color varía dependiendo de la cultura. Apuesto que no se imaginaba que en otros lugares, el luto se lleva con otro color.

Por ejemplo, en Irán se usaban ropas azules como muestra de respeto. Lo mismo ocurría en Gran Bretaña. La costumbre prevalece en Siria.

Los budistas prefieren llevar el sol en la ropa. El color amarillo es el predilecto para decir adiós.

Quizás más radical es llevar rojo a un funeral. Así lo hacían en el Antiguo Egipto para representar las guerras y la sangre derramada por los fallecidos. Para representar esa sangre y en honor a ella, los dolientes llevaban ropas de ese color. Algunas mujeres de Grecia y Roma pasaban por alto esta regla y vestían de blanco o negro.

Dicen que el rojo es el color del dios Seth del caos. Usar rojo era una forma de representa la furia, el fuego y el desierto, por lo que llevar ropa de esos colores era una demostración fehaciente de respeto y honor, tal y como se merecía el gran Seth.

Ya sea de rojo, amarillo, blanco, azul o rojo, usted tiene la potestad de organizar todo lo referente a su funeral. Contrate seguros de decesos, que se encargarán de hacer los arreglos por sus familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *