Qué hay después de la muerte, en las culturas antiguas – Parte II

después de la muerte culturas antiguas parte II

Qué hay después de la muerte, en las culturas antiguas, es la pregunta que venimos respondiendo en esta serie de post de Seguro Barato Decesos. La muerte es uno de los pocos acontecimientos que une a todos los seres humanos, esta es la razón por la cual, desde el inicio de los tiempos, con la llegada de las primeras civilizaciones, la gran parte estas culturas antiguas han centrado en este acontecimiento, y la vida del más allá sus más importantes creencias, rituales, e incluso tradiciones.

Cómo afrontaban la muerte las culturas antiguas

En las distintas culturas que han poblado la tierra, la muerte ha tenido diferentes significados y connotaciones: Desde ser sinónimo de dolor o vacío, hasta traer consigo una próspera vida un más allá soñado por cualquier humano.

No te pierdas la primera parte del artículo La muerte en las culturas antiguas – Parte 1 Leer artículo

En el artículo de hoy de nuestro blog dedicado al Seguro de decesos os relataremos algunas de las creencias, ritos y mitos que tenían los habitantes de las antiguas civilizaciones de nuestro alrededor y del fenómeno que provoca el fin de la vida de los seres humanos. Conoce todas ellas, y no te quedes con la curiosidad ¡Pregúntanos acerca de aquella o aquellas que más te interesen!

La muerte en la cultura de la antigua Grecia

En la antigua Grecia la cultura sobre la muerte y las divinidades estaba muy presente, principalmente a través de los mitos y los rituales, tanto religiosos como de carácter más paganos.

Los griegos tenían una visión del paso al más allá muy similar a la de los romanos, en este sentido, se pensaba que tras fallecer, el difunto conservaba todos sus valores y méritos guerreros, y eran éstos los que le abrían las puertas a una vida eterna, reservada solo para los más valientes y bondadosos de corazón.

Los funerales eran así mucho más complejos que una simple oración por el difunto, se necesita la realización de un complejo ritual, y de su buena ejecución dependía el rápido paso a la vida del más allá. Se empleaban para ello flores y diferentes objetos preciados por la familia, y el difunto se enterraba con monedas para que pudiera pagar su viaje.

La muerte en la cultura de la antigua China

Una de las civilizaciones más antiguas y con más historia, como es la de China, cuenta con un curioso culto a sus muertos, que está, en gran medida heredado del antiguo Egipto. Para las personas de esta cultura, el culto a muerte es un símbolo de unidad familiar. Por eso, en los aniversarios de la muerte de sus familiares, siempre se quemaba incienso, y se encendían diferentes tipos de velas para honrar su memoria. Por otro lado, también eran muy comunes las reuniones y ofrendas en un altar. En estas ceremonias se recordaban los momentos más importantes de la vida de sus seres queridos.

Respecto a la creencia del más allá, en China se creía que cada individuo contaba con dos espíritus, y tras el momento de su fallecimiento, estos dos espíritus, ligados al mismo cuerpo durante la vida de la persona, se dividían: uno de ellos ascendía hasta el más allá, mientras que el segundo se quedaba flotando en el espacio próximo al cuerpo. Es por ello, por lo que los cuerpos trataban de conservarse durante el mayor espacio de tiempo posible, este segundo espíritu al cabo de unos días volvía al cuerpo y podía recibir todas la ofrendas que los familiares y allegados le realizasen al difunto.

La muerte en la Edad Media Europea

En los países pertenecientes a Europa occidental, debido a la fuerte influencia de la Iglesia Católica, el sentimiento de la vida más allá de la muerte está totalmente ligado a la creencia de Dios. Sin embargo, durante este momento histórico, era fundamental la honra para poder acceder al cielo y ser juzgado positivamente. Los hombres debían de preocuparse de llegar una vida en base a los principios establecidos por su dios y también conseguir mantener intacta su honra hacia los demás.

Cuando un habitante del medievo moría, sus familiares más allegados cumplían una año de luto en su memoria. Por ello, su viuda o viudo vestiría de negro durante todo este tipo. Sin embargo, si el fallecido era de carácter aristocrático, este luto se haría en color blanco, ya que este era el color por excelencia que representaba a esa clase social. A su vez, también estaba presenta la figura de la plañideras, mujeres, que realizaban una función similar a como ya se hacía en la civilización romana, y que eran contratadas a cambio de algunas monedas de plata para llorar al fallecido durante todos los actos fúnebres celebrados tras el fallecimiento. Esto se hacía para honrar al difunto, ya que se pensaba que cuántas más personas lo llorasen más honra y mejor había obrado a lo largo de su vida.

Finalmente, los entierros se celebraban de un modo similar a la actualidad. Los cuerpos eran introducidos en féretros de madera y enterrados en un cementerio, que estaba próximo a la iglesia o a las afueras del pueblo o urbe. Igualmente, se realizaba por el fallecido un funeral, y se creía que su entrada en el más allá se producía tras su juicio con San Pedro y Dios, en dónde viviría una vida eterna.

En MV Aseguradores entendemos que el tema de la muerte es algo de lo que debemos hablar con nuestros clientes porque es el motivo del Seguro de Decesos. Por este motivo intentamos hacer más llevaderos estos temas y gracias a artículos como este lo conseguimos e invitamos a nuestros lectores a que lo hagan.

Ahora que ya sabes qué hay después de la muerte en las culturas antiguas, sólo falta preguntarte: ¿Qué cultura o rito te parece más interesante? Comenta con nuestra comunidad tus impresiones, conocimientos, dudas o sugerencias. Y síguenos a través de nuestra página en Facebook para estar siempre al día de las últimas noticias y curiosidades de nuestro blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *