Los seguros de decesos y los de salud crecen en 2013

seguros de decesos

A pesar del ambiente de crisis reinante en nuestro país desde hace años y que es notable en prácticamente todos los sectores de la economía, algunos de ellos no sólo se mantienen sino que logran mejorar sus cifras. Es el caso de los seguros de decesos y los de salud, que en este año próximo a finalizar han visto cómo aumentaba el número de asegurados en sus productos.

En el caso de los seguros de salud, estudios recientes aseguran que si bien en la actualidad el nivel de vida de las familias es inferior, muchas se decantan por la contratación de este tipo de seguros debido al descontento generalizado con la salud pública. La implementación del copago sanitario, el aumento de las listas de espera, la supresión de centros de atención primaria y la bajada en la calidad de la misma debido a los recortes presupuestarios habrían sido algunos de los motivos que han llevado a numerosas familias a contratar un seguro de salud privado que cubra sus necesidades médicas en caso necesario. Una situación que las compañías aseguradoras han sabido explotar ofreciendo precios más competitivos e incluso suplementos como el de farmacia, que permite a los asegurados obtener un porcentaje del coste en la adquisición de medicamentos.

Por otro lado se encuentran los seguros de decesos, un tipo de seguro de gran tradición en nuestro país y que habría mejorado sus números en parte a costa de los seguros de vida. Como hemos comentado en anteriores ocasiones, un seguro de decesos nos posibilita el hecho de percibir la prestación de los servicios contratados de forma inmediata tras el fallecimiento del asegurado, sin tener que realizar ningún trámite. Por contra, el seguro de vida nos ofrece una suma más o menos importante de dinero, pero para percibirlo habrá que esperar y realizar determinados trámites. Motivos a los que se suma la cuantía de la prima mensual o anual, muy inferior en el caso de los seguros de decesos, y que ha sido uno de los elementos determinantes a tener en cuenta por parte de las familias que se han decantado por el producto de decesos. A fin de cuentas, lo que interesa a la mayor parte de asegurados es dejar a su familia libre de los gastos del sepelio cuando llega el momento del fallecimiento.

Ambos sectores, tanto el de los seguros de salud como el de los seguros de decesos han salido beneficiados a pesar de la crisis frente a otros productos como los seguros de vehículos, que han descendido en mayor medida a lo largo de 2013 ante la imposibilidad de sus dueños de hacer frente al pago de los mismos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *